IBIMA participa en un estudio internacional clave en el tratamiento del cáncer de próstata asociado a alteraciones genéticas

  • 9 mayo, 2020
  • /
  • 0


El coinvestigador responsable del Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA), de la Unidad de Tumores Genitourinarios de los hospitales universitarios Regional de Málaga y Virgen de la Victoria y de la Unidad de Investigación Clínica de Cáncer de Próstata del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), David Olmos, ha participado como como co-autor en un estudio publicado en el ‘New England Journal of Medicine’ que muestra, por primera vez, resultados sobre los beneficios que se podrían conseguir mediante un fármaco como alternativa a los tratamientos convencionales utilizados en el cáncer de próstata avanzado. Esta Unidad está integrada en el Programa de Investigación Clínica y Traslacional de la Unidad Intercentros de Oncología Médica.

El compuesto en concreto – olaparib – ha demostrado en este estudio hacer frente a los tratamientos convencionales mediante bloqueos hormonales, utilizados frente al cáncer de próstata avanzado, uno de los tumores que más muertes causa en hombres, pudiéndose asociar hasta en uno de cada diez o más casos, a mutaciones en los genes de reparación del ADN – principalmente en los genes BRCA1, BRCA2 y ATM -, algunos con una importante carga hereditaria.

En este trabajo, liderado a nivel mundial por los doctores Johann de Bono, profesor de Medicina Experimental del Cáncer en el Instituto de Investigación del Cáncer y en la Fundación Royal Marsden NHS Trust de Londres (Reino Unido) y Maha Hussain, investigadora del Centro Integral del Cáncer en la Universidad de Michigan (Estados Unidos), ha contado con la participación destacada de David Olmos como co-autor de esta publicación, así como la implicación del equipo de la Unidad de Tumores Genitourinarios del CNIO-IBIMA, que cuenta con el apoyo de la Fundación CRIS contra el cáncer, y en el que han participado los hospitales universitarios Regional de Málaga, Virgen de la Victoria, y Hospital Costa del Sol y la Unidad de Investigación Clínica de Cáncer de Próstata del CNIO.

Para llegar a esta publicación, el equipo liderado por el propio Olmos ha llevado a cabo , junto a otros centros a nivel internacional, un estudio – PROFOUND – que muestra que en pacientes con cáncer de próstata avanzado que han progresado a tratamiento estándar, incluyendo tratamientos hormonales de nueva generación como la abiraterona y enzalutamida, e incluso a la quimioterapia habitual con taxanos, pueden beneficiarse en términos de respuesta sintomática y radiológica a un tratamiento con olaparib.

El número de pacientes que se inscribieron para el cribado de este estudio alcanzo los 4.425, procedentes de 206 centros de una veintena de países. En este estudio, se concluyó que los pacientes que se presentaban un cáncer de próstata avanzado con alteraciones en los genes BRCA2, BRCA1 y ATM, experimentaban un 70% de reducción en el riesgo de progreso de su enfermedad si eran tratados con olaparib y comparado con pacientes que recibían un segundo tratamiento hormonal estándar. Olmos destacó que durante este trabajo “ya se observó en un análisis precoz de supervivencia una reducción del riesgo de muerte del 35%, teniendo en cuenta que dos tercios de los pacientes tratados en el brazo de comparador del estudio pudieron recibir y beneficiarse también de olaparib tras el fallo del tratamiento convencional, el beneficio en supervivencia podría ser incluso mayor”.

Sobre los beneficios que esta investigación trasladaría directamente a la sociedad, el propio Olmos destacó que más allá de las alteraciones de BRCA1, BRCA2, y ATM el beneficio de olaparib podría ser también extensible a pacientes con alteraciones en otros genes, hasta en una decena como los pacientes que fueron incluidos en la cohorte B. “En el análisis exploratorio de los pacientes según el gen que estuviera alterado sugiere un beneficio más significativo en los pacientes con alteraciones del gen BRCA2”, ha subrayado el investigador que, además, recordó que “este beneficio puede ser extensible no solamente a este gen, sino a distintos pacientes con otros de los genes estudiados en este trabajo”, ha subrayado. Sobre el factor hereditario de este tipo de cáncer, el propio Olmos recordó que “estamos hablando de alteraciones que, teniendo como referencia las más comunes que ocurren en el gen BRCA2, pueden ser heredables hasta en la mitad de los casos”. Además, el propio investigador recordó el “impacto que pueden tener esta situación tanto en el tratamiento del propio paciente como en la salud de su familia, siendo conveniente ser referidos a unidades con experiencia en el cribado de estas alteraciones”.

Un programa específico para potenciar el diagnóstico precoz del cáncer de próstata

Una de las claves para llegar al desarrollo de estudios que permiten publicaciones en revistas de alto impacto como las del estudio PROFOUND es gracias a la labor desarrollada por la investigadora responsable de este grupo CNIO-IBIMA, Elena Castro, junto a su equipo en el programa de cribado de alteraciones genéticas del cáncer de próstata, integrado dentro de la Unidad de Tumores Genitourinarios CNIO-IBIMA.

“Hemos trabajado desde el pasado mes de diciembre en este programa con un total de 50 pacientes pertenecientes a los dos hospitales públicos de Málaga con la intención de trabajar en el tratamiento de estos pacientes con mutaciones en el tumor tanto heredados como heredables”, ha subrayado Elena Castro. Además, Castro recordó el importante trabajo que este programa desarrolla frente al diagnóstico precoz de la enfermedad y su incidencia no solamente en el paciente sino en los familiares más directos. “Si hay alteraciones transmisibles, los demás familiares pueden estar afectados, por lo que se realiza un trabajo integral no solamente a los propios pacientes, sino también a sus familiares para trabajar de manera directa en el cribado que nos permita llegar a un diagnóstico precoz para atacar la enfermedad desde estadíos con mucho mejor pronóstico”, ha subrayado Castro.

La Unidad de Tumores Genitourinarios del CNIO-IBIMA

Tanto David Olmos como Elena Castro, ambos pertenecientes a la Unidad de Tumores Genitourinarios del CNIO-IBIMA como coinvestigador e investigadores responsable, respectivamente, está centrada en el estudio de tumores genitourinarios, han desarrollado una intensa trayectoria de investigación junto a otros investigadores de su equipo. La Unidad de Tumores Genitourinarios de CNIO-IBIMA, cuenta con profesionales tanto en el Hospital Regional Universitario de Málaga como en el Hospital Universitario Virgen de la Victoria y el Hospital Costa del Sol.

El trabajo de la unidad se centra en dos grandes líneas. Así, mientras que uno de los pilares de este equipo se basa, además del trabajo en la identificación de este tipo de alteraciones hereditarias para mejorar el diagnóstico y pronóstico de la enfermedad, también realiza una intensa actividad investigadora en la realización de ensayos clínicos de moléculas para tratas de mejorar el tratamiento y supervivencia al cáncer de próstata resistentes a la deprivación de la testosterona, considerándose como los más agresivos y de peor pronóstico.

Fruto del trabajo de este equipo radica en la importancia del estudio del cáncer de próstata, siendo el más frecuente en hombres en España y en los países occidentales, situándose como el segundo a nivel internacional. Pese a que la mayoría de los tumores son diagnosticados en estadios lo suficientemente iniciales, cuando el pronóstico de la enfermedad es más favorable, una vez que un caso alcanza una fase avanzada, el tratamiento actual se basa en bloqueos hormonales con distintas respuestas al tratamiento que puede desembocar en cáncer de próstata metastásico resistente a este bloqueo hormonal inicial, o deprivación de testosterona, siendo esta la fase más agresiva de la enfermedad. El hallazgo mediante este estudio resulta clave para seguir profundizando sobre mejoras en la supervivencia media en pacientes de cáncer de próstata avanzado, ya que no supera los tres años una vez que se hace resistente al tratamiento convencional mediante bloqueo hormonal.

Otros profesionales integrados en la unidad de tumores genitourinarios implicados en la actividad y proyectos de la misma son las Dras. Casilda Llacer y Maribel Saez, el Dr Alvaro Montesa (Unidad de Gestión Clínica de Oncología Médica del Hospital Regional de Málaga y Universitario Virgen de la Victoria), la Dra Rosa Villatoro (Oncología Médica del Hospital Costa del Sol), el Dr Bernardo Herrera (Urología Hospital Universitario Virgen de la Victoria), el Dr David Hernández (Urología del Hospital Regional de Málaga) y las Dras Raquel Correa y Ana Otero (Oncología Radioterápica del Hospital Universitario Virgen de la Victoria).

Sobre el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA)

El Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA) se configura como un espacio de investigación multidisciplinar en biomedicina con la participación de los Hospitales Universitarios Regional de Málaga y Virgen de la Victoria que forman el núcleo básico del mismo contando con la Atención Primaria adscrita a estos centros y junto con la Universidad de Málaga, donde se desarrolla e integra armónicamente la investigación básica, clínica y de salud pública, potenciando la investigación traslacional para una mejor transferencia de los avances científicos obtenidos en la prevención, diagnóstico y tratamiento de los problemas de salud más prevalentes a nivel regional, nacional y mundial.

Sobre CRIS contra el cáncer

La fundación CRIS contra el cáncer es una organización independiente nacida hace 9 años, sin ánimo de lucro y dedicada exclusivamente al fomento y desarrollo de la investigación para acabar con el cáncer. Actualmente está financiando 13 proyectos de investigación de cáncer adulto y pediátrico en España, Francia y Reino Unido. Cuenta también con potentes convocatorias de impulso de carreras de investigadores brillantes en centros de excelencia y con un programa de becas de formación de investigadores en instituciones de gran prestigio internacional. La Fundación se encuentra en pleno crecimiento: hoy en día cuenta con 40.000 socios y ha invertido 15 millones de euros en investigación en estos años; en los cinco próximos prevé invertir 52 millones más.


Subscribe

Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe en tu correo todas las últimas novedades del Instituto.
Consulta el histórico de Newsletter:

Calle Doctor Miguel Díaz Recio , 28 Málaga 29010

(+34) 951 440 260
Fax: (+34) 951 440 263